#BSN -Paco Olmos será el nuevo dirigente de la Selección Nacional; El español sustituirá a Flor Meléndez

paco25Fuentes de ENDI  confirmaron  que el dirigente español Paco Olmos asumirá la dirección del equipo nacional de baloncesto masculino en sustitución de Flor Meléndez, que tenía contrato hasta el 2014.

Según las fuentes el acuerdo entre la Federación de Baloncesto de Puerto Rico y el veterano dirigente se cuadró hace dos días. Esta sería la primera vez que la selección nacional sería dirigida por un europeo. Anteriormente fue dirigida por estadounidenses.

Entrevistado por El Nuevo Día, Carlos Beltrán, presidente de la Federación, no quizo confirmar o negar la información. “Yo no tengo nada que decir. A las 2:45 p.m. hay conferencia. Ahí hablaré”, señaló Beltrán por teléfono.

Anuncios

#BSN -Responde Guayama

GUAYAMA – La brujería pesa en el Guamaní, y también hay que contar con ‘Buster’.

Ángel ‘Buster’ Figueroa, insertado en el cuadro abridor ante la ausencia del castigado Joel Jones Camacho, marcó anoche 29 puntos para encaminar a los Brujos de Guayama a un dramático triunfo en tiempo extra de 102-95 sobre los Piratas de Quebradillas, empatando a una victoria por bando la serie semifinal B del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Figueroa, con brillante segunda voz de Renaldo Balkman, le dieron a los Brujos en el tiempo regular, y luego tomaron control en la prórroga con cuatro puntos inmediatos de Ron Lewis para dirigirse a la victoria ante un casi repleto Coliseo Dr. Roque Nido Stella de Guayama.

Canasto de Shawn Redhage acercó a los Piratas 94-93 faltando 3:01, pero dos tiros libres de Darnell Hinson le dieron respiro a los Brujos, que cerraron el partido con un avance de 8-2 al tiempo que Quebradillas perdía varios jugadores por faltas personales.

Balkman aportó 24 puntos con 15 rebotes, y Lewis cerró con 21 tantos. Kevin Lisch, en causa perdida, marcó 23, y 21 de David Huertas.

La serie, a un máximo de siete juegos, seguirá mañana en el Coliseo Raymond Dalmau de Quebradillas.

De entrada quedaba claro que los Brujos harían cosas distintas al primer juego. Ante la ausencia de Jones Camacho, y por ajuste técnico, colocaron en el cuadro abridor al refuerzo Jared Newson y a Ángel ‘Buster’ Figueroa, quedando también en la banca el importado Josh Asselin.

La movida, por un momento, parecía dar resultado. Cinco rápidos puntos de Renaldo Balkman, y un tiro libre de Figueroa apenas jugados 2:24 minutos le daban ventaja 8-6 a los Brujos, pero ahí llegó el empuje que le daba temprano control al quinteto visitante.

Canasto de David Huertas abrió un avance de nueve puntos seguidos, cerrando con cesta de Carmelo Lee que puso al frente a los Piratas 15-8 restando 4:49.

Quebradillas, con su repartido ataque, dominó 24-20 el periodo inicial, que vio a Guayama usar gran parte de sus reservas, incluyendo a Eric Rodríguez, Christopher ‘Fifo’ Vega y Andrés Torres, quien manejó el balón con eficiencia ante la nula actuación de Darnell Hinson.

Ya en el segundo cuarto, guiados por otra destacada actuación del delantero suplente Angelo Reyes, los Piratas mantuvieron control total.

Ganaban por 14, 36-22, con canasto de Kevin Lisch faltando 7:16, pero Guayama se las arregló para acercarse 46-40 al cierre de la primera mitad con solo pura garra, a pesar de su pobre puntería.

Hasta ese momento solo tiraban para 41% de campo (37-15), 60% en tiros libres (15-9) y solo habían atinado un triple en 11 intentos (9%). Era evidente la ausencia de Jones Camacho en ambos lados de la cancha y Newson seguía sin aportar absolutamente nada.

Figueroa, sin embargo, comenzaba a echarse encima el ataque de los Brujos, como hizo muchas veces a principios de la temporada. Marcó un bombazo que redujo el margen al mínimo, 51-50, aunque Quebradillas parecía resistir hasta que finalmente Guayama, con aguerrido esfuerzo defensivo, siguió presionando y les dio alcance con ‘layup’ de Balkman que cerró el tercer segmento empatado a 66.

La brujería parecía fluir a su máxima expresión, y el hogar de Roque Nido estallaba de júbilo. Era un juego nuevo y Guayama crecía en inspiración y confianza.

Los Brujos, guiados por Figueroa y Balkman junto a su bulliciosa fanaticada, despegó 88-82 con una jugada de tres puntos del encendido Figueroa restando 2:54, pero la defensa pirata se creció y Guayama no dio el golpe de gracia por fallas repetidas en ejecución y la puntería de Lee.

Un canasto de Lee tras robarse un pase en el saque de Guayama, seguido por un triple del mismo canastero niveló el marcador a 88. El drama estaba a la máxima expresión.

Nuevamente Lee le dio ventaja 90-88 a los Piratas restando 20 segundos, pero otro canastazo de Figueroa con :07 por jugar empató a 90 y provocó el periodo adicional cuando Lisch falló el último intento del tiempo regular.

SIN SUERTE ‘JO-JO’

Previo al partido, el apoderado de los Brujos, Rafael Rodríguez, se resignó al fallo ‘no ha lugar’ que emitió temprano el BSN a su petición de reconsideración del caso Jones Camacho.

“Hicimos un pedido y Joel hizo una expresión explicando su punto, pero no lo aceptaron. No hay más que podamos hacer”, lamentó Rodríguez, sujeto a cumplir con el pago de $2,000 para garantizar la participación de Jones Camacho mañana en Quebradillas.

Jones Camacho fue sancionado por protagonizar una escaramuza frente al camerino local justo al terminar el primer juego en Quebradillas.

#NBA -Listo el Heat para el séptimo juego en Miami

MIAMI – Luego de la épica victoria 103-100 en tiempo extra en el sexto juego de la Final de la NBA, el dirigente Erik Spoelstra asegura que el Heat de Miami está listo para el séptimo partido.

“Si el 29 de septiembre, cuando salimos de viaje a China, nos hubieran dicho que la temporada se decidiría en un séptimo partido en nuestra casa, cada uno de nosotros lo hubiéramos celebrado. Esas son las dos mejores palabras en los deportes de equipo: séptimo juego”.

Sobre el desempeño de LeBron James en el último cuarto, cuando Miami arrancó abajo por diez puntos, el coach aplaudió el esfuerzo superlativo de su jugador.

“Fue todo voluntad, tanto a la ofensiva como en la defensa. Obviamente, no es fácil cubrir a Tony Parker y él lo hizo. Fue sumamente agresivo en la pintura y nos devolvió la vida cuando estábamos en desventaja por diez”.

Spoelstra no se sorprendió por el triple salvador de Ray Allen, a cinco segundos del final, que envió el partido a tiempo extra.

“Eso es lo que ha estado haciendo Ray a lo largo de muchos años”, dijo.

Sobre Chris Andersen, a quien relegó a la banca en los dos partidos anteriores, reconoció el trabajo del pintoresco jugador de los coloridos tatuajes.

“Chris nos trajo mucha energía, que es lo que normalmente hace. Cubrió un gran terreno, defendió la canasta, la línea de tres puntos y mostró una gran condición atlética. Es por eso que lo valoramos tanto”.

James, que al inicio del último cuarto perdió la banda que usa habitualmente en la cabeza, le restó importancia a ese hecho, que muchos han querido mostrar como algo mítico, del destino.

“No recuerdo mucho en qué momento pasó. Sólo estaba enfocado en mi trabajo y traté de ser agresivo. La banda de la cabeza era en ese momento lo que menos me preocupaba”.

Para James, es el partido más emocionante en el que haya participado en toda su carrera.

“Creo que tiene que ver con las emociones, fue un sube y baja constante, que puso a prueba nuestra fuerza mental. Y aunque hemos sido parte de esto, de haber jugado en este partido, es imposible recrear los sentimientos que tengo, que tienen los fanáticos aquí en la Arena o en sus casas. Sólo me siento bendecido de haber sido parte de este momento increíble”.